Jesús Guzmán, una década como el "Rey León"

Fuente: Diego Naranjo Cevallos / Diario Meridiano

El 25 de noviembre de 2007 el mánager de los Leones del Caracas para ese entonces, Carlos Hernández, alineó como primer bate y jardinero central a un muchacho de 23 años de nombre Jesús Guzmán. El nuevo pelotero melenudo había llegado en un cambio con Cardenales de Lara por Marcos Carvajal y Jairo Ramos. Ese día en Puerto La Cruz comenzó a escribirse la historia del "Chucho", quien se convirtió en el gran pelotero de la década para los capitalinos.

Durante ese encuentro ante Caribes de Anzoátegui el "desconocido" para la fanaticada se fue de 5-0 con dos ponches, pero ese frío comienzo no lo opacó para luego convertirse en el dueño del récord de más carreras remolcadas en una temporada (67) al año siguiente donde firmó su nombre como el Jugador Más Valioso de la contienda.

"Cuando llegué al Caracas el único que no era grandeliga era yo", expresó Guzmán cuando recordó el enfrentamiento que ocurrió hace 10 años en suelo oriental. "Estaba Omar Vizquel en el campocorto, Henry Blanco, Roger Cedeño, Marco Scutaro, José Castillo, Alex Cabrera".

Desde ese entonces Guzmán ha participado en 429 encuentros con los melenudos, cifra máxima dentro del Caracas en la última década. "El Chucho" ha jugado casi toda su carrera como primera base o jardinero izquierdo, pero fue el jardín central el puesto que defendió en su primer juego con la camiseta.

"Debuté con Leones como jardinero central", afirmó Guzmán. "El mánager Carlos Hernández me pregunto dónde me sentía más cómodo si en el jardín derecho o izquierdo y le dije que en el izquierdo; entonces él me dijo que el centro era mío. Estaba nervioso y más aún cuando Roger Cedeño me dijo: ‘Oye, todo lo que caiga de la linea de cal para allá (señaló del jardín derecho al izquierdo) es tuyo".

50 cuadrangulares, 274 carreras remolcadas, 459 imparables, 82 dobles, nueve triples, 213 bases por bolas y 31 bases robadas, son algunas de las estadísticas ofensivas que tienen a Guzmán como líder del Caracas durante la última década.

"Caracas me dio chance y tiempo de juego", analizó "El Chucho". "Allá en Cardenales no jugaba y por más que tú sepas lo que puedes hacer no sirve de nada si no lo puedes demostrar. Aquí me dieron la oportunidad y gracias a Dios las cosas salieron bien".

Con su llegada a la capital, Guzmán se ha establecido como la gran figura del equipo que ha contado con estrellas como Bob Abreu, Asdrúbal Cabrera o Alex González. Su producción con el madero siempre ha estado presente al tener cinco campañas con más de 20 remolcadas.

"Yo no me imaginaba todo esto", afirmó Guzmán. "Yo vengo a competir y a jugar beisbol duro todos los días, pero esto nunca me lo imaginé".

Un caso pocas veces visto. Es difícil imaginar que hubiera sido de la carrera de Jesús Guzmán si seguía en Cardenales, pero desde su llegada el impacto del "Chucho" ha sido notable. Pocas veces se han visto casos de peloteros que era uno más en una organización y al cambiar de aires consiguieron brillar con luz propia, pero el Caracas tiene otro caso similar.

El legendario Jesús Alfaro, quien fue una figura emblemática de los capitalinos desde la temporada 1980-1981 hasta la 1994-1995 luego de pasar sin pena ni gloria por las Águilas del Zulia durante sus primeros seis años de carrera.

Armas como testigo. Antonio Armas, el legendario jonronero y coach de bateo del Caracas ha sido un testigo de primera fila de la evolución de Guzmán desde que legó al equipo. "Él ha trabajado bastante fuerte desde que llegó al Caracas y aquí se hizo pelotero", comentó. "Desde que llegó Guzmán ha sido un buen muchacho y muy humilde. Él ha dado el todo por esta camisa. Yo lo admiro mucho".

Comentarios de nuestros lectores