Miguel Rojas - SS - Tiburones

Fuente: Joe Frisaro / MLB.com

Después de todos los cambios realizados por los Marlins, el área con la mayor continuidad es el cuadro interior. Pero con el club todavía abierto para hacer más movimientos, esas posiciones también están sujetas a cambios. Hasta nuevo aviso, J.T. Realmuto proyecta ser el receptor y Starlin Castro está en la segunda base. Colectivamente, es la unidad más experimentada en el equipo. Debido a la rotación jugadores, los fanáticos de Miami deben aprender a conocer  nuevos nombres. Sin embargo, hay varias caras familiares en el cuadro. Justin Bour está de vuelta en la primera base, Martin Prado y el prospecto Brian Anderson están en tercer lugar, y se prevé que J.T. Riddle y Miguel Rojas manejen el campocorto. Los Marlins tienen dos torpederos prometedores, pero ambos lidiaron con lesiones en 2017. Riddle es un bateador zurdo que se mostró prometedor en 70 partidos de Grandes Ligas, pero su temporada fue interrumpida debido a una lesión en el hombro izquierdo, que requirió cirugía. Rojas, un bateador derecho, podría dividir el tiempo en las paradas cortas, pero también tuvo problemas de lesiones el año pasado, superando un problema en el pulgar derecho y el hombro izquierdo. La defensa del venezolano, y su polifuncionalidad, le dan un seguro de vida para el inicio de campaña. Rojas declaró en la fista del fanático de Miami, que quiere tener la oportunidad de competir para comenzar: "Tengo muchas ganas de ser un jugador tipo de todos los días".

Comentarios de nuestros lectores