Miguel Cabrera - 1B - Tigres

Fuente: Chris McCosky / The Detroit News

Miguel Cabrera jugó con una lesión en la ingle y un pie roto entre las numerosas lesiones en su carrera. El miércoles, se quedó atónito de que su lesión en el bíceps fuera tan mala como lo es: una rotura que requerirá una cirugía que ponga fin a la temporada. El reconocido cirujano ortopédico Dr. David Altchek realizará la intervención para reparar el tendón el jueves en Nueva York. A partir de ahí, el plan es que Cabrera se rehabilite en Detroit, en lugar de hacerlo en Miami o en las instalaciones de entrenamiento de primavera del equipo en Lakeland, Florida, para que pueda estar con el equipo y con el personal médico de los Tigres. Fue una decisión mutua, dijo el entrenador atlético del club, Doug Teter. Aunque Cabrera ha sufrido lesiones en los últimos dos años, ésta es por mucho la más severa, y la primera en terminar su temporada prematuramente. Cabrera sabía que algo andaba mal cuando sintió la tensión que siguió a un swing de la tercera entrada el martes, y que probablemente era algo malo. Pero no esperaba una lesión que le pusiera fin a la temporada, y una inusual para un jugador de béisbol.

Comentarios de nuestros lectores