Willians Astudillo - 3B - Caribes

Fuente: Andrew Mearns / MLB.com

¿Recuerdas a Willians Astudillo, verdad? ¿El jugador de los Mellizos que, básicamente, nunca abanica y también atrajo la atención de muchos fanáticos en el entrenamiento de primavera con un pickoff sin mirar desde detrás del plato? Él solo apareció en siete juegos en las grandes ligas con Minnesota en 2018, pero ya tiene un gran grupo de seguidores. La reputación inusual de Astudillo solo va a crecer después de la noche del miércoles. Sus Alas Rojas de Rochester vinieron por detrás para vencer a su rival en AAA,  mientras Astudillo no tenía hits, pero, se robó el show en defensa en la tercera entrada. Mikie Mahtook acababa de remolcar una carrera con un elevado de sacrificio, moviendo a Dawel Lugo a la tercera posición en la jugada. Cuando la pelota regresó al cuadro interior, Astudillo pidió la bola en la tercera base. Tenía un truco bajo la manga. Recordó aquella jugada de la bola escondida. Cuando Warwick Saupold se posicionaba en el montículo, Lugo comenzó a abrirse en la antesala. No tenía idea de que Astudillo tenía la bola en su guante todo el tiempo. Fue un trabajo sobresaliente de Astudillo, pero quizás la parte más loca es que este no fue ni el primer truco de bola escondida de Rochester esta temporada. Otro tercera base, Jermaine Curtis, hizo lo mismo en abril.

Comentarios de nuestros lectores