EN CURSO

2 CARD

2 MAGA

EN CURSO

4 LEON

1 CARI

Vidal López, el Shohei Otani original

Fuente: Raul Ramos / Con Las Bases Llenas

La fama que generó las habilidades peloteriles de Shohei Ohtani durante la pasada temporada del 2018 nos permite mirar hacia el pasado y recordar específicamente un jugador de impacto, con habilidades similares a las del japonés. Un súper jugador que ha sido olvidado por algunos en las páginas del tiempo. Un jugador que es recordado especialmente por los amantes del beisbol venezolano, pero que ha pasado al olvido en el resto de Latinoamérica y no ha recibido el reconocimiento que merece en el beisbol anglosajón. Me refiero al muchachote de Barlovento, el gran Vidal López.

Vidal debutó a la edad de 18 años con los Royal Criollos de la liga de beisbol Venezolana. En el béisbol de primera categoría, el 2 de junio de 1935, con el “Royal Criollos”, ante el equipo “Senadores”. Estuvo como jardinero derecho y se fue a la ofensiva de 3-1, en el octavo puesto del line-up. A la defensiva realizó 2 out y no pudo sacar en pisa y corre a “Pancho” Coimbre, quien anotó la única carrera del encuentro a pesar de su buen tiro. Los “Senadores” vencieron 1-0 al “Royal Criollos”.

Cuando Vidal no lanzaba desde el montículo, se desempeñaba como jardinero.

El muchachote de Barlovento probó suerte en las ligas profesionales de Cuba, México, República Dominicana y Puerto Rico. Lució sus habilidades en todas ellas. Durante su carrera beisbolera, se enfrentó a los mejores jugadores de la época como lo fueron Martin Dihigo, Josh Gibson, Perucho Cepeda y Pancho Coimbre.

En Puerto Rico jugó en la temporada inaugural de 1938-39 vistiendo los colores de los Criollos de Caguas y luego regreso para la temporada del 1941-42 con los Cangrejeros de Santurce. Con los Criollos solo se desempeñó como jardinero conectando para un formidable .392 de promedio. Con el equipo de Santurce se desempeñó mayormente como lanzador. Completó 178 entradas, ponchó a 104 bateadores y tuvo una efectividad de 2.88; ganó 8 juegos y perdió 13. Con el madero bateó para un respetable .327 de promedio.

Lanzando el juego inaugural por Santurce, ponchó a 11 bateadores del equipo de Aguadilla. Entre los jugadores que ponchó se encontraba la leyenda del beisbol sepia y futuro jugador del Salón de la Fama, Willie Wells.

Vidal fue uno de muchos jugadores que se vio imposibilitado de llegar al beisbol de las Grandes Ligas por el color de su piel. Si hubiese participado en el beisbol actual, sin duda alguna, el muchachote de Barlovento hubiese estado envuelto en la danza de los millones con un extraordinario contrato de bastantes millones de dólares.

Exaltado al Salón de la Fama del beisbol venezolano en el 2003 y al Salón de la Fama del beisbol Latino en el 2011.

Comentarios de nuestros lectores