Moisés Gómez - OF - Magallanes

Fuente: Alberth Velásquez / Diario El Universal

El destacado desempeño de Moisés Manuel Gómez con los Navegantes del Magallanes obtuvo la puntuación más alta entre los aspirantes al premio Novato del Año, escogido por la prensa acreditada para cubrir las incidencias del beisbol venezolano. Gómez sumó 17 votos al primer lugar, siete al segundo y cinco al tercero, que totalizaron 111 puntos, con los que superó al jardinero Edward Olivares y al lanzador Ricardo Sánchez, según informó Numeritos Gerencia Deportiva. Olivares, de los Tigres de Aragua, acumuló 11 sufragios para el primer puesto, siete para el segundo y tres para el tercero para recolectar 79 tantos. Sánchez, de los Navegantes del Magallanes, logró siete votos al primer lugar, cuatro para el segundo y dos para el tercero. Con estos dígitos, el zurdo juntó 49 puntos. El 21 de octubre de 2018, mientras transcurría la parte alta del noveno episodio, los Navegantes del Magallanes sostenían una ventaja de 6 rayitas por 1 ante los Tiburones de La Guaira. Era el escenario perfecto para que Omar Malavé conociera la calidad del material que tenía en su banca.Con dos outs y Delmon Young en circulación, Malavé realizó un cambio en su alineación y sustituyó al experimentado Endy Chávez por un novato de 20 años llamado Moisés Gómez. José Mavare era el lanzador de turno por parte del conjunto escualo, que según el marcador en ese momento, requería dominar al siguiente bateador para evitar males mayores. Sin embargo, el plan no resultó para el relevista litoralense.Cuando se anunció que Gómez entraría a la caja de bateo, ese nombre resultó una incógnita tanto para los fanáticos del Magallanes como para los de La Guaira. Hubo intercambio de miradas y gestos con las manos en señal de ¿Quién será? Así se vivió el ingreso de Gómez en las tribunas. Ya instalado en la caja de bateo, el novato dejó pasar el primer envío que hizo Mavare, debido a que estuvo fuera de la zona de strike. El lanzador derecho optó por ser agresivo y el segundo lanzamiento que realizó frente a Moisés, terminó picando en las gradas del jardín central en el estadio Universitario. Con ese batazo, Gómez emitió un llamado al alto mando del buque, que al pasar de los días, le dio más tiempo de juego. Esta circunstancia le permitió a Moisés ganarse la regularidad, hasta que los Rays de Tampa Bay cesaron su permiso en la pelota local.

Comentarios de nuestros lectores