Eduardo Rodríguez - P - Magallanes

Fuente: Kemberlin Correa / Diario Liderendeportes

Es ahora o nunca. Eduardo Rodríguez ha tenido sus altibajos en la rotación de los Medias Rojas de Boston a lo largo de su carrera y este año tiene una exigencia personal para contrarrestar esos efectos, que van desde no poder superar las cinco entradas hasta ponerse por delante en la cuenta sin salir victorioso. El aspecto de su juego es un todo en Massachusetts, pero todavía suma algunos enemigos por la inestabilidad del mismo y en la primavera se aseguró de dejar todo eso atrás, con un enfoque más práctico a la hora de llevar sus conteos. “Me siento realmente bien, todo (con) todos mis lanzamientos”, dijo Rodríguez al Boston Herald en días recientes tras una nueva salida en la Liga de la Toronja. “En el último bullpen estuve trabajando con los catchers sobre mi forma de lanzar cada vez que tengo un conteo de cero bolas y dos strikes, y eso es lo que puse en el juego últimamente y está funcionando”. Trabajar en cuentas más profundas y con cierta destreza para librar dichos turnos comprometedores son un problema mayor para E-Rod y, a su vez, para el resto del equipo, que sufre las consecuencias de ese “pitcheo que se quedó en la zona” y transformó la pizarra. El valenciano tampoco trabaja cómodamente en el sexto inning y es consciente de eso, además entiende que la única manera de arreglar las cosas es atacar a los bateadores antes, en lugar de intentar algo sofisticado. “Eso es algo que sé que debo hacer”, apuntó el siniestro. “Si escucho a alguien decirlo, (es) algo que sé que debo hacer. Lo has visto en el pasado y en los últimos años, ese es el problema que tengo, profundizar en los juegos. Así que es algo que también estoy trabajando en el entrenamiento de primavera”.

Comentarios de nuestros lectores