Eugenio lleva proyección de topes personales

Fuente: José Luis López / Diario Liderendeportes

Eugenio Suárez se convirtió el lunes en el primer criollo en llegar a diez jonrones en la presente campaña de Grandes Ligas.

Rompió así el empate que sostenía desde la noche dominical con Willson Contreras, receptor de los Cachorros de Chicago, quien hasta la tarde del martes tenía cosecha de nueve vuelacercas.

Preocupa a la  prensa de Cincinnati, que el antesalista de los Rojos, pese a su buen paso jonronero, muestre .231 puntos de promedio de bateo. Sin embargo, la cifra no parece ser tan terrible si nos vamos al resto de su línea ofensiva, la cual contempla .319 puntos de promedio de embasado, puntaje de slugging de .521 y OPS de .840.

Esa propia prensa cae en contradicciones, pues señala que Suárez lleva ritmo para desaparecer 46 jonrones y remolcar 106 anotaciones,  habida cuenta de las 23 que coleccionaba hasta ayer en un total de 121 turnos al bate.

El de Puerto Ordaz agrega 16 anotadas para hacer más agradable el panorama de sus guarismos. Y vale la pena agregar que pese a una actuación que por las proyecciones que genera puede calificarse de buena, presenta un aspecto curioso en su accionar.

Este lunes al irse de 4-2 contra los Gigantes de San Francisco, puso fin a una cadena de diez juegos al hilo sin batear más de un hit. Antes de dicho día, la última vez que había terminado con más de un imparable en un desafío fue el 25 de abril contra los Bravos de Atlanta. Ello explica su bajo promedio, es cierto. Pero en esos juegos  empujó once carreras y despachó cuatro cuadrangulares. En su cadena de diez juegos sin batear más de un hit, Eugenio vio caer su average desde  .244 a .231 puntos.

¿Y quieren saber algo más? En la temporada, hasta la tarde del martes, sumaba 28 inatrapables. De ellos, un total de 15, la mitad más uno, eran extrabases.

¿Temporada de contrastes?... Sí!!! Pero bien efectiva hasta ahora. Como lo revelan sus proyecciones.

Comentarios de nuestros lectores