Eduardo Escobar - 3B - Tigres

Fuente: QUALITYsports

El poder ofensivo de los Diamondbacks de Arizona quedó expresado en los tres cuadrangulares seguidos que pegaron al comienzo del partido de lunes, en el que ocho veces mandaron la pelota salió fuera del parque, siendo nueva marca de equipo. El partido, que se asemejó más al tradicional “Derby de Jonrones”, tuvo a Scott Kingery por los filis con dos de los cinco vuelacercas de Philadelphia. Así, se impuso un récord de las Grandes Ligas, con 13 bambinazos durante un juego en forma combinada. A menudo, cinco jonrones bastarían para ganar un encuentro. No fue el caso en Filadelfia, donde los Diamondbacks convirtieron el encuentro en una suerte de práctica de bateo. El jardinero central Jarrod Dyson, el campo corto dominicano Ketel Marte y el jardinero izquierdo venezolano David Peralta se volaron la barda en turnos seguidos durante el primer episodio ante el abridor Jerad Eickhoff. El tercera base venezolano Eduardo Escobar se convirtió en el primer pelotero de los Diamondbacks en disparar cuadrangulares desde diferentes costados del plato en entradas consecutivas. Ildemaro Vargas logró también dos bambinazos, Alex Ávila consiguió uno y Arizona hizo que las butacas detrás de los jardines en el Citizens Ball Park resultaran el lugar idóneo para obtener una pelota como recuerdo. Escobar y Vargas son la segunda pareja de venezolanos en conectar par de jonrones cada uno en un juego. El 15 de junio de  2016 Rougned Odor y  Robinson Chirinos lograron la hazaña con Texas.

Comentarios de nuestros lectores