Odor disfruta mucho el papel de villano en Toronto

Fuente: Alexis Brudnicki / MLB.com

A Rougned Odor le encanta jugar ante los Azulejos en Toronto.

Desde que se dio cuenta de lo que realmente pueden aportar los fanáticos de los Azulejos durante la Serie Divisional de la Liga Americana en el 2015, el segunda base venezolano de 25 años de edad ha disfrutado del entusiasmo y la pasión de los aficionados canadienses.

Después de aquella serie, el descontento continuó en el 2016, cuando Odor incitó una vaciada de bancas al golpear al dominicano José Bautista, entonces cañonero de los Azulejos, durante un juego de temporada regular en Texas. Desde entonces, los fanáticos de los Azulejos han abucheado sin parar a Odor cada vez que juega en Toronto, algo que el marabino asegura no le molesta nada. Al contrario.

“Ha sido así los últimos cuatro años, cada turno, cada vez que corro, cada lanzamiento”, dijo Odor. “A mí me gusta. Me encanta jugar aquí. Para mí, éste es uno de los estadios más ruidosos, la gente hace mucho ruido. No sé si es por el techo, pero es uno de los estadios más ruidosos y eso me recuerda a cuando jugaba pelota en Venezuela.

“Me gusta jugar en estadios donde hay mucha bulla, así que cada vez que vengo para acá, pienso que estoy jugando en la liga venezolana. En Venezuela la gente hace mucho ruido, hablan mucho, se molestan”.

Durante el juego del lunes contra los Azulejos, Odor conectó su 21er jonrón en la séptima entrada, un batazo solitario. Se tomó su tiempo para recorrer las bases, dándoles a los fanáticos del Rogers Centre exactamente lo que querían.

“Empezaron a decirme cosas”, recordó Odor. “Es normal aquí. Mucha gente me grita. Me dicen un poco de cosas malas, pero también muchas buenas, y yo simplemente escucho. Eso me gusta; significa que me están viendo. Es bien divertido”.

Comentarios de nuestros lectores