EN CURSO

4 BRAV

6 CARI

EN CURSO

0 MAGA

4 TIBU

EN CURSO

1 CARD

5 TIGR

EN CURSO

2 LEON

8 AGUI

Gerardo Parra - OF - Leones

Fuente: Amanda Rivera / MLB.com

Los Nacionales deberían cambiarse el nombre a “Tiburones”. Simple y sencillo. Desde que el venezolano Gerardo Parra trajo a Washington D.C. la popular canción infantil “Baby Shark”, la historia de la novena de Dave Martínez cambió para siempre. Los tiburones tienen algo muy claro en su mente: comer. Y justamente eso hicieron los Nacionales. Barrieron a los Cardenales en la Serie de Campeonato para coronarse campeones de la Liga Nacional por primera vez en la historia de la franquicia. No debería ser una sorpresa para nadie el logro de los Nacionales. Cuando creas tu propio ejército de tiburones dentro y fuera del terreno, tienes todo lo necesario para sobresalir en el más grande escenario. Pregúntenle a Parra, quien se ha encargado de inspirar a todos. Una de los jugadores inspirados es Howie Kendrick, quien se convirtió en el tercer jugador de mayor edad (36 años) en ser reconocido con el premio al Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato del Viejo Circuito. Y ni hablemos del abridor Patrick Corbin. El zurdo estuvo dominante en el montículo al ponchar a 12 Cardenales. En mayo las posibilidades de que los Nacionales avanzaran a la Serie Mundial eran muy pocas -- o mejor dicho casi nulas. El martes, la historia fue otra. Parra conectó un imparable como emergente en el juego que le dio a los Nacionales el título de la liga Nacional. El zuliano dejó su línea en postemporada en .242/.286/.273 luego de su cuarta participación. Emocionado, contento, agradecido con Dios por un momento tan grandioso para mi carrera”, expresó Parra, quien ha alcanzado la primera Serie Mundial de su trayectoria de 11 años en Grandes Ligas. “La unión es increíble, el ánimo, la armonía que se vive. Y también la fanaticada nos trae una energía positiva. Ahora hay Baby Shark para rato”

Comentarios de nuestros lectores