Aníbal Sánchez - P - Bravos

Fuente: Rafael Briceño / Diario Liderendeportes

Los Azulejos de Toronto no dejaron asentar al diestro, Aníbal Sánchez, en su primer apertura de la temporada y terminaron fabricando cuatro rayitas para poner la primera derrota en la cuenta del venezolano. Sin embargo, el escopetero está tranquilo y confía en retomar su andar para brillar una vez más en la rotación de los Nacionales de Washington. Sánchez reconoció que falló algunas localizaciones en sus pitcheos, pero más allá de eso las sensaciones fueron positivas. “Me siento muy bien, me siento saludable. En cinco días estaré listo de nuevo y es lo que importa en estos momentos”, comentó el venezolano restándole importancia al primer revés del año. Sánchez desde que llegó a Washington no ha hecho más que rendir al poseer marca de 11G-8P en su primer año; además su experiencia en el big show es un herramienta extra al momento de ajustar sobre el montículo. “El estará bien”, dijo el mánager Dave Martínez para afianzar la confianza sobre el diestro venezolano. La próxima apertura del bigleaguer estaba pautada ante los Marlins de Miami; rival ante el cual ha registrado tres victorias y 3.35 de efectividad en ocho aperturas. Lo que importa es que buscará su victoria 109 sobre los morritos de las Grandes Ligas.

Comentarios de nuestros lectores