Wilson Ramos - C - Tigres

Fuente: Vicente Vásquez / Diario Liderendeportes

En Detroit están comprometidos a desarrollar y pulir al talento emergente de la franquicia. Sin embargo, para llevar a cabo su estrategia, el mánager A.J. Hinch deberá prescindir de Wilson Ramos como catcher al menos dos veces por semana. Tras firmar con los Tigres durante la temporada baja, el receptor venezolano todavía no ha generado la química necesaria con todos los abridores del equipo, específicamente con Casey Mize y Tarik Skubal, los dos brazos más jóvenes de la rotación. Es por ello que cuando Skubal y Mize inicien, el “Búfalo” pasará a ser bateador designado, o en su defecto irá al banco, hasta que le genere mayor seguridad a los dos serpentineros. “A veces se crea una afinidad entre un pitcher y un catcher, y termina funcionando. Ya veremos si eso continúa. Pero estoy seguro que en algún punto tendré a Ramos haciendo pareja con Skubal o Mize”, dijo el mandamás del equipo. Durante su paso por los Mets entre 2019 y 2020, el criollo tuvo el mismo inconveniente con Noah Syndergaard. De igual forma Hinch espera que Ramos mejore su vínculo con el pitcheo.

Comentarios de nuestros lectores